jueves, 5 de mayo de 2016

Sediento.



Me gusta sentirla embriagada
Tenerla lejos o cerca
Sin cohibición alguna
Susurrando a la noche
Esta inmensa cruzada
Tambaleando de su locura
Con usted nunca tengo resaca
Siempre dispuesto a darme un trago
Veremos quien desfallece primero
Ojalá los dos al tiempo
Para no levantarnos del suelo
Acurrucarnos tal cual oruga
Sin terror de no haber aprovechado
De dejarla llena de sobriedad y lagrimas
Dispuesto a intoxicar al mundo
Se levantará radiante y menos cuerda
Pero no se arrepienta
Porque sigo estoy sediento de usted

No hay comentarios.:

Publicar un comentario