lunes, 25 de abril de 2016

Cafe por las mañanas.



No he vuelto a dormir plácidamente
Me faltan tus besos llenos de madrugada
Las almohadas son piedras
el colchón espinas
éramos constelación
ahora soy vacío
estos besos de la nada
me envenenan la paciencia
besos que mueren de sed sin tu boca
no me soporto
las cortinas perdieron sus matices
 vírgenes y mojigatas
ese humo que me dejas
estos versos que me quitas
ya no florecen las gotas de lluvia
la cerveza siempre caliente
el silencio que se pasea
nuestras fotos recurrentes
embriágame de tu desorden
hazme esperar
 que odias el café como yo a tu ausencia
pero no desespero
hay más distancia entre el sol y la tierra
que entre nuestros corazones
y aun así nos hastiamos de calor.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario